Servicio Gratuito con Fines Educativos

jueves

El Trabajo


(Exodo 20,9)
Seis días trabajarás y harás todos tus trabajos,
*
(Exodo 20,10)
pero el día séptimo es día de descanso para Yahveh, tu Dios.
No harás ningún trabajo, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu ganado, ni el forastero que habita en tu ciudad.
*
(Exodo 35,31)
y le ha llenado del espíritu de Dios, confiriéndole habilidad, pericia y experiencia en toda clase de trabajos,
*
(Exodo 18,18)
Acabarás agotándote, tú y este pueblo que está contigo; porque este trabajo es superior a tus fuerzas; no podrás hacerlo tú solo.
*
(Exodo 35,35)
Les ha llenado de habilidad para toda clase de labores en talla y bordado, en recamado de púrpura violeta y escarlata, de carmesí y lino fino, y en labores de tejidos. Son capaces de ejecutar toda clase de trabajos y de idear proyectos.»
*
(Exodo 36,2)
Yahveh había infundido habilidad, a todos los que su corazón movía a ponerse al trabajo para realizarlo.
*
(Levítico 23,3)
Seis días se trabajará, pero el séptimo día será de descanso completo, reunión sagrada en que no haréis trabajo alguno. Será descanso de Yahveh dondequiera que habitéis.
*
(Levítico 25,39)
Si se empobrece tu hermano en asuntos contigo y tú lo compras, no le impondrás trabajos de esclavo
*
(Números 29,7)
«El día décimo del mismo mes séptimo tendréis reunión sagrada; ayunaréis y no haréis ningún trabajo.
*
(Nehemías 3,38)
Construimos, pues, la muralla, que quedó terminada hasta media altura. El pueblo había puesto su corazón en el trabajo.
*
(Nehemías 4,15)
Así organizábamos el trabajo desde el despuntar del alba hasta que salían las estrellas.
*
(Tobías 4,4)
Acuérdate, hijo, de que ella pasó muchos trabajos por ti cuando te llevaba en su seno. Y cuando ella muera, sepúltata junto a mí, en el mismo sepulcro.
*
(Salmos 104,23)
el hombre sale a su trabajo, para hacer su faena hasta la tarde.
*
(Salmos 105,44)
Y las tierras les dio de las naciones, el trabajo de las gentes heredaron,
*
(Salmos 128,2)
Del trabajo de tus manos comerás, ¡dichoso tú, que todo te irá bien!
*
(Proverbios 10,22)
La bendición de Yahveh es la que enriquece, y nada le añade el trabajo a que obliga.
*
(Proverbios 12,24)
La mano diligente obtiene el mando; la flojedad acaba en trabajos forzados. *
(Proverbios 14,23)
Todo trabajo produce abundancia, la charlatanería sólo indigencia.
*
(Proverbios 18,9)
El que es perezoso en el trabajo, es hermano del que destruye.
*
(Proverbios 21,25)
El deseo del perezoso le lleva a la muerte, porque sus manos rehúsan el trabajo.
*
(Proverbios 24,27)
Ordena tus trabajos de fuera y prepara tus faenas en el campo; y después puedes construirte tu casa.
*
(Proverbios 31,18)
Siente que va bien su trabajo, no se apaga por la noche su lámpara.
*
(Eclesiastés 12,10)
Cohélet trabajó mucho en inventar frases felices, y escribir bien sentencias verídicas.
*
(Sabiduría 5,1)
Estará entonces el justo en pie con gran confianza en presencia de los que le afligieron y despreciaron sus trabajos.
*
(Sabiduría 9,10)
Envíala de los cielos santos, mándala de tu trono de gloria para que a mi lado participe en mis trabajos y sepa yo lo que te es agradable,
*
(Sabiduría 10,17)
pagó a los santos el salario de sus trabajos; los guió por un camino maravilloso, fue para ellos cobertura durante el día y lumbre de estrellas durante la noche;
*
(Eclesiástico 7,15)
No rehúyas el trabajo penoso, ni la labor del campo que creó el Altísimo.
*
(Eclesiástico 40,1)
Grandes trabajos han sido creados para todo hombre, un yugo pesado hay sobre los hijos de Adán, desde el día que salieron del vientre de su madre, hasta el día del retorno a la madre de todo.
*
(Isaías 49,4)
Pues yo decía: «Por poco me he fatigado, en vano e inútilmente mi vigor he gastado. ¿De veras que Yahveh se ocupa de mi causa, y mi Dios de mi trabajo?»
*
(Isaías 61,8)
Pues yo, Yahveh, amo el derecho y aborrezco la rapiña y el crimen. Les daré el salario de su trabajo lealmente, y alianza eterna pactaré con ellos.
*
(Juan 5,17)
Pero Jesús les replicó: «Mi Padre trabaja hasta ahora, y yo también trabajo.»
*
(Romanos 16,12)
Saludad a Trifena y a Trifosa, que se han fatigado en el Señor. Saludad a la amada Pérside, que trabajó mucho en el Señor.
*
(I Corintios 3,8)
Y el que planta y el que riega son una misma cosa; si bien cada cual recibirá el salario según su propio trabajo,
*
(I Corintios 15,58)
Así pues, hermanos míos amados, manteneos firmes, inconmovibles, progresando siempre en la obra del Señor, conscientes de que vuestro trabajo no es vano el el Señor.
*
(II Corintios 11,27)
trabajo y fatiga; noches sin dormir, muchas veces; hambre y sed; muchos días sin comer; frío y desnudez.
*
(I Tesalonicenses 1,3)
Tenemos presente ante nuestro Dios y Padre la obra de vuestra fe, los trabajos de vuestra caridad, y la tenacidad de vuestra esperanza en Jesucristo nuestro Señor.
*
(I Tesalonicenses 2,9)
Pues recordáis, hermanos, nuestros trabajos y fatigas. Trabajando día y noche, para no ser gravosos a ninguno de vosotros, os proclamamos el Evangelio de Dios.
*
(Hebreos 4,10)
Pues quien entra en su descanso, también él descansa de sus trabajos, al igual que Dios de los suyos.
*
(II Juan 1,8)
Cuidad de vosotros, para que no perdáis el fruto de nuestro trabajo, sino que recibáis abundante recompensa.
*
(Apocalipsis 22,12)
Mira, vengo pronto y traigo mi recompensa conmigo para pagar a cada uno según su trabajo.