Servicio Gratuito con Fines Educativos

domingo

Resurrección


(II Macabeos 7,14)
Cerca ya del fin decía así: «Es preferible morir a manos de hombres con la esperanza que Dios otorga de ser resucitados de nuevo por él; para ti, en cambio, no habrá resurrección a la vida.»
*
(II Macabeos 12,43)
Después de haber reunido entre sus hombres cerca de 2.000 dracmas, las mandó a Jerusalén para ofrecer un sacrificio por el pecado, obrando muy hermosa y noblemente, pensando en la resurrección.
*
(Mateo 16,21)
Desde entonces comenzó Jesús a manifestar a sus discípulos que él debía ir a Jerusalén y sufrir mucho de parte de los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, y ser matado y resucitar al tercer día.
*
(Mateo 17,9)
Y cuando bajaban del monte, Jesús les ordenó: «No contéis a nadie la visión hasta que el Hijo del hombre haya resucitado de entre los muertos.»
*
(Mateo 17,23)
le matarán, y al tercer día resucitará.» Y se entristecieron mucho.
*
(Mateo 20,19)
y le entregarán a los gentiles, para burlarse de él, azotarle y crucificarle, y al tercer día resucitará.
*
(Mateo 22,28)
En la resurrección, pues, ¿de cuál de los siete será mujer? Porque todos la tuvieron.»
*
(Mateo 22,30)
Pues en la resurrección, ni ellos tomarán mujer ni ellas marido, sino que serán como ángeles en el cielo.
*
(Mateo 22,31-32)
Y en cuanto a la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído aquellas palabras de Dios cuando os dice: "Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? No es un Dios de muertos, sino de vivos.»
*
(Mateo 26,32)
Mas después de mi resurrección, iré delante de vosotros a Galilea.»
*
(Mateo 27,63)
y le dijeron: «Señor, recordamos que ese impostor dijo cuando aún vivía: "A los tres días resucitaré."
*
(Mateo 27,64)
Manda, pues, que quede asegurado el sepulcro hasta el tercer día, no sea que vengan sus discípulos, lo roben y digan luego al pueblo: "Resucitó de entre los muertos", y la última impostura sea peor que la primera.»
*
(Mateo 28,6)
no está aquí, ha resucitado, como lo había dicho. Venid, ved el lugar donde estaba.
*
(Mateo 28,7)
Y ahora id enseguida a decir a sus discípulos: "Ha resucitado de entre los muertos e irá delante de vosotros a Galilea; allí le veréis." Ya os lo he dicho.»
*
(Marcos 8,31)
Y comenzó a enseñarles que el Hijo del hombre debía sufrir mucho y ser reprobado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, ser matado y resucitar a los tres días.
*
(Marcos 9,9)
Y cuando bajaban del monte les ordenó que a nadie contasen lo que habían visto hasta que el Hijo del hombre resucitara de entre los muertos.
*
(Marcos 9,10)
Ellos observaron esta recomendación, discutiendo entre sí qué era eso de «resucitar de entre los muertos.»
*
(Marcos 9,31)
porque iba enseñando a sus discípulos. Les decía: «El Hijo del hombre será entregado en manos de los hombres; le matarán y a los tres días de haber muerto resucitará.»
*
(Marcos 10,34)
y se burlarán de él, le escupirán, le azotarán y le matarán, y a los tres días resucitará.»
*
(Marcos 12,23)
En la resurrección, cuando resuciten, ¿de cuál de ellos será mujer? Porque los siete la tuvieron por mujer.»
*
(Marcos 12,25)
Pues cuando resuciten de entre los muertos, ni ellos tomarán mujer ni ellas marido, sino que serán como ángeles en los cielos.
*
(Marcos 12,26)
Y acerca de que los muertos resucitan, ¿no habéis leído en el libro de Moisés, en lo de la zarza, cómo Dios le dijo: Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob?
*
(Marcos 16,6)
Pero él les dice: «No os asustéis. Buscáis a Jesús de Nazaret, el Crucificado; ha resucitado, no está aquí. Ved el lugar donde le pusieron.
*
(Marcos 16,9)
Jesús resucitó en la madrugada, el primer día de la semana, y se apareció primero a María Magdalena, de la que había echado siete demonios.
*
(Marcos 16,14)
Por último, estando a la mesa los once discípulos, se les apareció y les echó en cara su incredulidad y su dureza de corazón, por no haber creído a quienes le habían visto resucitado.
*
(Lucas 7,22)
Y les respondió: «Id y contad a Juan lo que habéis visto y oído: Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan, se anuncia a los pobres la Buena Nueva.
*
(Lucas 9,22)
Dijo: «El Hijo del hombre debe sufrir mucho, y ser reprobado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, ser matado y resucitar al tercer día.»
*
(Lucas 14,14)
...y serás dichoso, porque no te pueden corresponder, pues se te recompensará en la resurrección de los justos.»
*
(Lucas 16,31)
Le contestó: "Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se convencerán, aunque un muerto resucite."»
*
(Lucas 18,33)
y después de azotarle le matarán, y al tercer día resucitará.»
*
(Lucas 20,37)
Y que los muertos resucitan lo ha indicado también Moisés en lo de la zarza, cuando llama al Señor el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob.
*
(Lucas 24,6)
No está aquí, ha resucitado. Recordad cómo os habló cuando estaba todavía en Galilea, diciendo:
*
(Lucas 24,7)
"Es necesario que el Hijo del hombre sea entregado en manos de los pecadores y sea crucificado, y al tercer día resucite. »
*
(Lucas 24,34)
que decían: «¡Es verdad! ¡El Señor ha resucitado y se ha aparecido a Simón!»
*
(Lucas 24,46)
y les dijo: «Así está escrito que el Cristo padeciera y resucitara de entre los muertos al tercer día
*
(Juan 2,22)
Cuando resucitó, pues, de entre los muertos, se acordaron sus discípulos de que había dicho eso, y creyeron en la Escritura y en las palabras que había dicho Jesús.
*
(Juan 5,21)
Porque, como el Padre resucita a los muertos y les da la vida, así también el Hijo da la vida a los que quiere.
*
(Juan 5,29)
..y saldrán los que hayan hecho el bien para una resurrección de vida, y los que hayan hecho el mal, para una resurrección de juicio.
*
(Juan 6,39)
Y esta es la voluntad del que me ha enviado; que no pierda nada de lo que él me ha dado, sino que lo resucite el último día.
*
(Juan 6,40)
Porque esta es la voluntad de mi Padre: que todo el que vea al Hijo y crea en él, tenga vida eterna y que yo le resucite el último día.»
*
(Juan 6,44)
«Nadie puede venir a mí, si el Padre que me ha enviado no lo atrae; y yo le resucitaré el último día.
*
(Juan 6,54)
El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día.
*
(Juan 11,23)
Le dice Jesús: «Tu hermano resucitará.»
*
(Juan 11,24)
Le respondió Marta: «Ya sé que resucitará en la resurrección, el último día.»
*
(Juan 11,25)
Jesús le respondió: «Yo soy la resurrección El que cree en mí, aunque muera, vivirá;
*
(Juan 12,1)
Seis días antes de la Pascua, Jesús se fue a Betania, donde estaba Lázaro, a quien Jesús había resucitado de entre los muertos.
*
(Juan 12,9)
Gran número de judíos supieron que Jesús estaba allí y fueron, no sólo por Jesús, sino también por ver a Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos.
*
(Juan 12,17)
La gente que estaba con él cuando llamó a Lázaro de la tumba y le resucitó de entre los muertos, daba testimonio.
*
(Juan 20,9)
pues hasta entonces no habían comprendido que según la Escritura Jesús debía resucitar de entre los muertos.
*
(Juan 21,14)
Esta fue ya la tercera vez que Jesús se manifestó a los discípulos después de resucitar de entre los muertos.
*
(Hechos 1,22)
...a partir del bautismo de Juan hasta el día en que nos fue llevado, uno de ellos sea constituido testigo con nosotros de su resurrección.»
*
(Hechos 2,24)
a éste, pues, Dios le resucitó librándole de los dolores del Hades, pues no era posible que quedase bajo su dominio;
*
(Hechos 2,31)
...vio a lo lejos y habló de la resurrección de Cristo, que ni fue abandonado en el Hades ni su carne experimentó la corrupción.
*
(Hechos 2,32)
A este Jesús Dios le resucitó; de lo cual todos nosotros somos testigos.
*
(Hechos 3,15)
y matasteis al Jefe que lleva a la Vida. Pero Dios le resucitó de entre los muertos, y nosotros somos testigos de ello.
*
(Hechos 3,26)
Para vosotros en primer lugar ha resucitado Dios a su Siervo y le ha enviado para bendeciros, apartándoos a cada uno de vuestras iniquidades.»
*
(Hechos 4,2)
...molestos porque enseñaban al pueblo y anunciaban en la persona de Jesús la resurrección de los muertos.
*
(Hechos 4,10)
sabed todos vosotros y todo el pueblo de Israel que ha sido por el nombre de Jesucristo, el Nazoreo, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de entre los muertos; por su nombre y no por ningún otro se presenta éste aquí sano delante de vosotros.
*
(Hechos 4,33)
Los apóstoles daban testimonio con gran poder de la resurrección del Señor Jesús. Y gozaban todos de gran simpatía.
*
(Hechos 5,30)
El Dios de nuestros padres resucitó a Jesús a quien vosotros disteis muerte colgándole de un madero.
*
(Hechos 10,40)
a éste, Dios le resucitó al tercer día y le concedió la gracia de aparecerse,
*
(Hechos 10,41)
no a todo el pueblo, sino a los testigos que Dios había escogido de antemano, a nosotros que comimos y bebimos con él después que resucitó de entre los muertos.
*
(Hechos 13,30)
Pero Dios le resucitó de entre los muertos.
*
(Hechos 13,33)
Dios la ha cumplido en nosotros, los hijos, al resucitar a Jesús, como está escrito en los salmos: Hijo mío eres tú; yo te he engendrado hoy.
*
(Hechos 13,34)
Y que le resucitó de entre los muertos para nunca más volver a la corrupción, lo tiene declarado: Os daré las cosas santas de David, las verdaderas.
*
(Hechos 13,37)
En cambio aquel a quien Dios resucitó, no experimentó la corrupción.
*
(Hechos 17,3)
explicándolas y probando que Cristo tenía que padecer y resucitar de entre los muertos y que «este Cristo es Jesús, a quien yo os anuncio».
*
(Hechos 17,18)
Trababan también conversación con él algunos filósofos epicúreos y estoicos. Unos decían: «¿Qué querrá decir este charlatán?» Y otros: «Parece ser un predicador de divinidades extranjeras.» Porque anunciaba a Jesús y la resurrección.
*
(Hechos 17,31)
porque ha fijado el día en que va a juzgar al mundo según justicia, por el hombre que ha destinado, dando a todos una garantía al resucitarlo de entre los muertos.»
*
(Hechos 17,18)
Trababan también conversación con él algunos filósofos epicúreos y estoicos. Unos decían: «¿Qué querrá decir este charlatán?» Y otros: «Parece ser un predicador de divinidades extranjeras.» Porque anunciaba a Jesús y la resurrección.
*
(Hechos 17,32)
Al oír la resurrección de los muertos, unos se burlaron y otros dijeron: «Sobre esto ya te oiremos otra vez.»
*
(Hechos 23,6)
Pablo, dándose cuenta de que una parte eran saduceos y la otra fariseos, gritó en medio del Sanedrín: «Hermanos, yo soy fariseo, hijo de fariseos;
por esperar la resurrección de los muertos se me juzga.»
*
(Hechos 23,8)
Porque los saduceos dicen que no hay resurrección, ni ángel, ni espíritu; mientras que los fariseos profesan todo eso.
*
(Hechos 24,15)
...y tengo en Dios la misma esperanza que éstos tienen, de que habrá una resurrección, tanto de los justos como de los pecadores.
*
(Hechos 24,21)
...a no ser este solo grito que yo lancé estando en medio de ellos: "Yo soy juzgado hoy por vosotros a causa de la resurrección de los muertos.»
*
(Hechos 26,8)
¿Por qué tenéis vosotros por increíble que Dios resucite a los muertos?
*
(Hechos 26,23)
que el Cristo había de padecer y que, después de resucitar el primero de entre los muertos, anunciaría la luz al pueblo y a los gentiles.»
*
(Romanos 1,4)
...constituido Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por su resurrección de entre los muertos, Jesucristo Señor nuestro,
*
(Romanos 4,24)
a quienes ha de ser imputada la fe, a nosotros que creemos en Aquel que resucitó de entre los muertos a Jesús Señor nuestro,
*
(Romanos 4,25)
quien fue entregado por nuestros pecados, y fue resucitado para nuestra justificación.
*
(Romanos 6,4)
Fuimos, pues, con él sepultados por el bautismo en la muerte, a fin de que, al igual que Cristo fue resucitado de entre los muertos por medio de la gloria del Padre, así también nosotros vivamos una vida nueva.
*
(Romanos 6,5)
Porque si hemos hecho una misma cosa con él por una muerte semejante a la suya, también lo seremos por una resurrección semejante;
*
(Romanos 6,9)
sabiendo que Cristo, una vez resucitado de entre los muertos, ya no muere más, y que la muerte no tiene ya señorío sobre él.
*
(Romanos 7,4)
Así pues, hermanos míos, también vosotros quedasteis muertos respecto de la ley por el cuerpo de Cristo, para pertenecer a otro: a aquel que fue resucitado de entre los muertos, a fin de que fructificáramos para Dios.
*
(Romanos 8,11)
Y si el Espíritu de Aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, Aquel que resucitó a Cristo de entre los muertos dará también la vida a vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que habita en vosotros.
*
(Romanos 8,34)
¿Quién condenará? ¿Acaso Cristo Jesús, el que murió; más aún el que resucitó, el que está a la diestra de Dios, y que intercede por nosotros?
*
(Romanos 10,9)
Porque, si confiesas con tu boca que Jesús es Señor y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo.
*
(Romanos 11,15)
Porque si su reprobación ha sido la reconciliación del mundo ¿qué será su readmisión sino una resurrección de entre los muertos?
*
(I Corintios 6,14)
Y Dios, que resucitó al Señor, nos resucitará también a nosotros mediante su poder.
*
(I Corintios 15,4)
que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras;
*
(I Corintios 15,12)
Ahora bien, si se predica que Cristo ha resucitado de entre los muertos ¿cómo andan diciendo algunos entre vosotros que no hay resurrección de los muertos?
*
(I Corintios 15,13)
Si no hay resurrección de los muertos, tampoco Cristo resucitó.
*
(I Corintios 15,14)
Y si no resucitó Cristo, vacía es nuestra predicación, vacía también vuestra fe.
*
(I Corintios 15,15)
Y somos convictos de falsos testigos de Dios porque hemos atestiguado contra Dios que resucitó a Cristo, a quien no resucitó, si es que los muertos no resucitan.
*
(I Corintios 15,16)
Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó.
*
(I Corintios 15,17)
Y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana: estáis todavía en vuestros pecados.
*
(I Corintios 15,20)
¡Pero no! Cristo resucitó de entre los muertos como primicias de los que durmieron.
*
(I Corintios 15,21)
Porque, habiendo venido por un hombre la muerte, también por un hombre viene la resurrección de los muertos.
*
(I Corintios 15,29)
De no ser así ¿a qué viene el bautizarse por los muertos? Si los muertos no resucitan en manera alguna ¿por qué bautizarse por ellos?
*
(I Corintios 15,32)
Si por motivos humanos luché en Efeso contra las bestias ¿qué provecho saqué? Si los muertos no resucitan, comamos y bebamos, que mañana moriremos.
*
(I Corintios 15,35)
Pero dirá alguno: ¿Cómo resucitan los muertos? ¿Con qué cuerpo vuelven a la vida?
*
(I Corintios 15,42)
Así también en la resurrección de los muertos: se siembra corrupción, resucita incorrupción;
*
(I Corintios 15,43)
se siembra vileza, resucita gloria; se siembra debilidad, resucita fortaleza;
*
(I Corintios 15,44)
se siembra un cuerpo natural, resucita un cuerpo espiritual. Pues si hay un cuerpo natural, hay también un cuerpo espiritual.
*
(I Corintios 15,52)
En un instante, en un pestañear de ojos, al toque de la trompeta final, pues sonará la trompeta, los muertos resucitarán incorruptibles y nosotros seremos transformados.
*
(II Corintios 1,9)
Pues hemos tenido sobre nosotros mismos la sentencia de muerte, para que no pongamos nuestra confianza en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos.
*
(II Corintios 4,14)
sabiendo que quien resucitó al Señor Jesús, también nos resucitará con Jesús y nos presentará ante él juntamente con vosotros.
*
(II Corintios 5,15)
Y murió por todos, para que ya no vivan para sí los que viven, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.
*
(Gálatas 1,1)
Pablo, apóstol, no de parte de los hombres ni por mediación de hombre alguno, sino por Jesucristo y Dios Padre, que le resucitó de entre los muertos,
*
(Efesios 1,20)
que desplegó en Cristo, resucitándole de entre los muertos y sentándole a su diestra en los cielos,
*
(Efesios 2,6)
y con él nos resucitó y nos hizo sentar en los cielos en Cristo Jesús,
*
(Filipenses 3,10)
...y conocerle a él, el poder de su resurrección y la comunión en sus padecimientos hasta hacerme semejante a él en su muerte,
*
(Filipenses 3,10-11)
...conocerle a él, el poder de su resurrección y la comunión en sus padecimientos hasta hacerme semejante a él en su muerte, tratando de llegar a la resurrección de entre los muertos.
*
(Colosenses 2,12)
Sepultados con él en el bautismo, con él también habéis resucitado por la fe en la acción de Dios, que resucitó de entre los muertos.
*
(Colosenses 3,1)
Así pues, si habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.
*
(I Tesalonicenses 1,10)
y esperar así a su Hijo Jesús que ha de venir de los cielos, a quien resucitó de entre los muertos y que nos salva de la Cólera venidera.
*
(I Tesalonicenses 4,14)
Porque si creemos que Jesús murió y que resucitó, de la misma manera Dios llevará consigo a quienes murieron en Jesús.
*
(I Tesalonicenses 4,16)
El Señor mismo, a la orden dada por la voz de un arcángel y por la trompeta de Dios, bajará del cielo, y los que murieron en Cristo resucitarán en primer lugar.
*
(II Timoteo 2,8)
Acuérdate de Jesucristo, resucitado de entre los muertos, descendiente de David, según mi Evangelio;
*
(II Timoteo 2,18)
...se han desviado de la verdad al afirmar que la resurrección ya ha sucedido; y pervierten la fe de algunos.
*
(Hebreos 6,2)
...de la instrucción sobre los bautismos y de la imposición de las manos; de la resurrección de los muertos y del juicio eterno.
*
(Hebreos 11,19)
Pensaba que poderoso era Dios aun para resucitar de entre los muertos. Por eso lo recobró para que Isaac fuera también figura.
*
(Hebreos 11,35)
Unos fueron torturados, rehusando la liberación por conseguir una resurrección mejor;
*
(I Pedro 1,3)
Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo quien, por su gran misericordia, mediante la Resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nos ha reengendrado a una esperanza viva,
*
(I Pedro 1,21)
los que por medio de él creéis en Dios, que le ha resucitado de entre los muertos y le ha dado la gloria, de modo que vuestra fe y vuestra esperanza estén en Dios.
*
(I Pedro 3,21)
a ésta corresponde ahora el bautismo que os salva y que no consiste en quitar la suciedad del cuerpo, sino en pedir a Dios una buena conciencia por medio de la Resurrección de Jesucristo,
*
(Apocalipsis 20,5)
Los demás muertos no revivieron hasta que se acabaron los mil años. Es la primera resurrección.
*
(Apocalipsis 20,6)
Dichoso y santo el que participa en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene poder sobre éstos, sino que serán Sacerdotes de Dios y de Cristo y reinarán con él mil años.